sábado, 9 de junio de 2018

¿DE VERDAD PABLO IGLESIAS ES PROFESOR DE CIENCIAS POLÍTICAS?

     La moción de censura recientemente celebrada en el Congreso, nos ha dado varias claves: 1. Nunca debe darse por muerto a un político ambicioso y astuto, salvo que efectivamente se produzca su muerte física. El caso de Gulio Andreotti es el más claro exponente en el pasado siglo. 2. Que los hiperliderazgos cada vez más acentuados en los partidos políticos de nuestro sistema, están vaciando  a estos de democracia interna. Siempre buscan excusas para que el líder tome decisiones al margen de las bases de su partido. 3. Que la política cada vez es más fachada que realidad. Importan más los gestos que los contenidos. Es decir, se está produciendo una banalización, peligrosa a mi parecer, de la política.

     Junto a todo lo anterior, el resultado de la moción ha sido una sorpresa para casi todo el mundo, incluso creo que para el propio Sánchez. Nadie con sentido común esperaba que el PNV pasara en cuarenta y ocho horas de pactar unos presupuestos con el PP, y el reforzamiento de Rajoy por tanto, a votar favorablemente una moción que censuraba al hasta ese momento presidente. La del resto de partidos nacionalistas era clara. Tumbar a Rajoy sin preguntar cómo ni por qué. O sí. Para ellos el bloque denominado constitucional era un muro en el que se estrellaban sus pretensiones independentistas. Votando a un presidente socialista sin embargo, conseguían dos objetivos: a) Deshacer ese muro, y b) colocar en la Moncloa a un presidente y a un gobierno más frágil que el anterior.

      Si la primera sorpresa fue la del PNV, la segunda ha sido el apoyo sin contrapartidas de Unidos Podemos. Es inexplicable que un partido con setenta y un parlamentarios, se los preste a otro de ochenta y cuatro sin una negociación previa. No estamos hablando de ocho o diez diputados, sino de setenta y uno. Cinco millones de votos que sin haber apoyado al PSOE, se van sin contrapartida alguna a ese Partido. No quiero decir con esto que hubiesen negociado un gobierno de coalición, pero sí al menos un pacto de legislatura, donde se  pusieran negro sobre blanco las políticas a desarrollar. El Sí se Puede tras la investidura de Sánchez, no es más que el maquillaje del error que estaban cometiendo, y que se visualizaba a continuación, pidiendo primero entrar en el Gobierno y después diciendo que van a hacer una oposición dura y que a Sánchez le espera un calvario. ¿Ustedes ven esto serio? Yo no. ¿Por qué se le consultan a las bases cuestiones menores y no algo tan importante como la elección de un presidente y un gobierno de otro partido? Él sabrá. Y digo bien. Él. Porque el hiperliderazgo de Iglesias en Unidas Podemos está asfixiando a la coalición electoral.

      A mi entender, en los próximos meses vamos a asistir a la reconstrucción del tan denostado bipartidismo. El PP se reforzará con un nuevo liderazgo a costa de un Ciudadanos que ha llegado exhausto a la meta; y el PSOE con algunos gestos aceptados por la mayoría de la población, algunos retoques en leyes con amplio rechazo popular, y la venta de la  imagen del presidente y algunas miembros del Gobierno, a costa de un Unidos Podemos que se convertirá en un "pepito grillo" que puede terminar siento molesto hasta para sus propios votantes. 

      En fin, nunca en política se dio tanto por tan poco. Por eso mi pregunta del encabezamiento: ¿De verdad Iglesias es profesor de Ciencias Políticas? Probablemente lo sea. Pero se le nota que nunca ha sido alcalde ni siquiera concejal en su pueblo.

lunes, 12 de febrero de 2018

        ¿PROMESAS, OLVIDOS O MENTIRAS?

         Siempre te querré. No fumaré más. No te olvidaré nunca. Ya no viajo más en avión. No volveré a hablarle. Dejaré de comer dulces. No compraré más en esa tienda. Prometo que es la última vez que lo hago....

         A lo largo de nuestra vida, negamos con rotundidad multitud de cosas que no vamos a volver a hacer, o afirmamos con la misma vehemencia lo que sí haremos siempre. Llueve o ventee, decimos a veces. Sin embargo esas promesas o compromisos que le hacemos a los demás o que nos hacemos a nosotros mismos, no siempre se cumplen. A veces porque no podemos, pero en la mayoría de los casos porque no queremos e incluso en otros porque se nos olvidan. Sea por un motivo u otro, no se cumplen. 

     ¿Vamos después disculpándonos o pidiendo perdón por esos incumplimientos? Decimos acaso, perdóname, pero no eres la misma o el mismo de antes. He vuelto porque he tenido un problema muy grande. Pasé página porque era mejor para mi felicidad. No tuve más remedio que volverlo a hacer..era tan urgente el asunto. Fue imposible esquivarla, me la encontré en la estación de autobuses de Lyon, o Bolonia o Berlín. Lo hice porque era el cumpleaños de una amiga muy especial. Me acerqué porque tenía unas ofertas muy interesantes. Es que  prometemos unas cosas...

           Justificaciones, excusas, pretextos...¿No sería mejor no prometer nada, por si acaso después no se puede o no se quiere cumplir la promesa? ¿Por qué no utilizamos intentaré, pretenderé o procuraré? Probablemente no lo hacemos porque creemos que perdemos credibilidad ante los demás. ¿Quién va a fiarse o fijarse de/en una persona que no habla de lo que va a hacer con rotundidad, pensamos, o peor aun, con dudas? Y si es político, ¿quiénes lo votarán? Tal vez por eso muchos prometen lo que saben no es posible. Es decir, mienten. Viene al caso la promesa que nos hicieron los señores Rajoy y Sánchez tras la reunión que celebraron el 11 de Octubre del año pasado, con motivo de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en la Comunidad de Cataluña. Entonces nos dijeron que en seis meses habría una propuesta de reforma de la Carta Magna. Sí, seis meses dijeron. Ya van cuatro. Sólo nos faltan dos meses para saber si nos prometieron algo para justificar otra cosa, o simplemente nos mintieron. Aunque me temo que sabemos la respuesta que van a darnos si alguien les recuerda el incumplimiento. No ha sido posible porque el otro (nunca yo o ambos) ha faltado a su palabra. Y no pasará nada. Seguiremos esperando con interés la próxima mentira.

            

     

miércoles, 23 de agosto de 2017


EL DESGASTE DE LA VIDA

La vida son horarios, costumbres, compromisos y actividades programadas. Pero la vida también son esos cinco minutos en los que no hacemos nada, en los que miramos absortos a nuestro alrededor o simplemente dormitamos en un sofá con el sonido lejano de una televisión. Y son esos momentos de vacío o duermevela los que pueden cambiar nuestras vidas. Donde nos hacemos las preguntas que nos pueden llevar a abandonar el trabajo que nos amarga la existencia o al o la amante que empieza a aburrirnos o a atosigarnos. Cuando nos preguntamos si conocemos de verdad a la mujer o al hombre que vive bajo el mismo techo y duerme en la misma cama que nosotros.
¿Conocemos a nuestros hijos? ¿Sabemos realmente lo que piensan de nosotros?
¿Vivir es seguir el camino que diseñamos en nuestra juventud o diseñaron los que decían preocuparse por nuestro futuro? ¿O es cambiar, innovar, desafiar, romper? ¿O sólo observar y contar como hace Saramago en Claraboya? He ahí la cuestión. Cada cual resuelve sus dudas como puede o le dejan. O no las resuelve. Simplemente deja de pensar, de reflexionar, de preguntarse por qué y para qué.
Pero sobre todo hemos de ser conscientes de que en la vida no caminamos solos, sino acompañados por muchos como nosotros que tienen nuestros mismos gustos, nuestros mismos deseos y nuestros mismos desafíos. O no.

jueves, 27 de julio de 2017

LOS CUADERNOS DE DON RIGOBERTO

Título: Los cuadernos de don Rigoberto. 1996
Autor: Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936)
Género: Novela
Editorial: Alfaguara, 1997

Releer a Vargas Llosa es uno de los mayores placeres de los que podemos disfrutar los amantes de la literatura. Pocos escritores tienen la imaginación, dominio de la palabra, ingenio y agudeza del peruano. Desde su primer libro de juventud, Los Jefes; hasta su última novela, Las Cinco esquinas; el premio Nobel (2010) nos acerca a las costumbres, modos de vida y peripecias de los personajes que pueblan su dilatada obra.

En esta que comentamos, Vargas Llosa se adentra en la lujuriosa imaginación de dos personajes que viven para una sola mujer, Lucrecia. Se trata del marido de ésta, don Rigoberto, y de Fonchito (hijo de Rigoberto), un niño que pone en el núcleo de su despertar sexual a la madrastra, y que la conquista con caricias atrevidas, besos libidinosos y las historias que le va contando sobre los cuadros del pintor austriaco Egon Schiele, que a través de descarnados desnudos ambientan las conversaciones y juegos eróticos de los personajes.

Las fantasías sexuales de Rigoberto y el niño, siempre con Lucrecia como centro de ellas, se van desmenuzando a través de las páginas de esta novela, escudriñando en lo más hondo y recóndito del ser humano, que es feliz no sólo por lo que vive, sino también por lo que imagina o sueña. 

El erotismo, tan presente en la obra del autor peruano, nos envuelve y transporta a nuestros sueños más recónditos, nuestros deseos más inconfesables, nuestros anhelos más lujuriosos. Y todo sostenido por un humor lleno de inteligencia y valentía.

domingo, 16 de julio de 2017

LOS DOMINIOS DEL LOBO

Título: Los dominios del lobo. 1971
Autor: Javier Marías (Madrid, 1951)
Género: Novela
Editorial: Alfaguara, 2011

Esta novela es la primera de Marías, escrita cuando apenas abandonaba la adolescencia. En ella Marías, tributa un homenaje al cine norteamericano de los años dorados de Hollywood, contándonos la desintegración de una familia americana a partir de 1922. En ella, como si de secuencias de una película se tratase, recorre Marías las vicisitudes de los componentes de la citada familia, a través de engaños amorosos, asesinatos absurdos, revueltas callejeras...El autor nos va envolviendo en unas historias que pueden leerse de forma independiente cada una de ellas, pero manteniendo el nexo de unión de los componentes de la familia Taeger.

Javier Marías escribió la novela o parte de la misma en París, donde vivió unos meses en el verano del año 1969 en un apartamento de su tío el cineasta Jesús Franco. En ese periodo vio más de ochenta películas de cine americano, según su propio testimonio, y que le sirvieron para ambientar los relatos de ´los dominios del lobo`.

En esta novela ya se atisba el gran Marías del que podemos disfrutar leyendo el resto de su obra y aprender de esos magníficos artículos que semana a semana escribe en el País Semanal. 

Los que somos seguidores entusiastas de Javier Marías y esperamos ansiosos cada tres años su nueva novela, nos preguntamos: ¿Para cuándo el Nobel para él?

jueves, 13 de julio de 2017

LA EDUCACIÓN SENTIMENTAL

Título: La educación Sentimental. 1869
Autor: Gustave Flaubert (Ruan, 1821-1880)
Género: Novela
Editorial: Valdemar, 2013

Francia disfrutó de grandes novelistas durante el siglo XIX, siendo Flaubert uno de ellos.
En esta obra que comentamos, el autor nos describe la evolución sentimental de un joven enamorado de una mujer casada, cosa tan frecuente en la Francia de la época, ya que en las clases burguesas, los maridos alababan y consentían que sus mujeres tuvieran amantes, llegando incluso a porfiar entre ellos sobre la situación social y patrimonial de los enamorados de sus esposas. A lo largo de la novela, observamos cómo el principal protagonista de la misma, entre complacencias y decepciones, va madurando en  el difícil aprendizaje del amor.

Pero también ésta es una novela histórica, ya que nos desmenuza la situación de  Francia en una época que terminaría con la revolución de 1848, donde los movimientos populares arrastrados por los burgueses librepensadores, acabaron tras algunas revueltas con el que sería el último rey coronado francés, Luis Felipe I de Orleans. Éste era un rey constitucional impulsor de políticas liberales, pero la oposición republicana y socialista, se fue organizando hasta conseguir el derrumbe de la monarquía.

A lo largo de la novela, comprobamos una evolución en el autor, que transforma los personajes individuales en uno colectivo, y que incluso fue objeto del reconocimiento del propio Flauvert, quien manifestó que con esta novela había querido escribir la historia moral de su generación.

jueves, 29 de junio de 2017

AL ÁNDALUS Y LAS FUENTES DEL ORO

Título: Al Ándalus y las fuentes del oro
Autor. José Luis de Villar (La Línea de la Concepción, 1960)
Género. Historia
Editorial: Almuzara, 2017

"En el siglo VIII, en el marco del fenómeno de expansión del islam, comenzó a fluir hacia la cuenca mediterránea un oro nuevo. Oro que procedía de una nueva fuente y que llegaba al Mediterráneo en las caravanas que cruzaban el Sáhara: el oro de bilad al-Sudan, el País de los Negros. Entre la segunda mitad del siglo IX, cuando las rutas del Sudán Occidental con Egipto entraron en crisis, y finales del siglo XV, en que los Estados cristianos europeos comenzaron a comerciar directamente con los pueblos sudaneses por vía marítima, el Sáhara fue la única vía de comunicación entre el Mediterráneo y el Sudán Occidental.

Esta obra recoge la conquista del Sáhara, la evolución histórica de los pueblos que habitaban el Sudán Occidental, y las relaciones que estos pueblos establecieron con las sociedades de Al Ándalus y el Magreb, así como las rutas comerciales a través de las que se comunicaron. Unas relaciones en las que el comercio del oro jugó un papel central, extendiéndose a los distintos aspectos de la vida de estas sociedades y prolongándose a lo largo de los siglos."

"....el polvo obtenido por los mineros en las zonas auríferas se moldearía en esas piezas sin inscripciones, o en anillas, alambres y lingotes por artesanos al servicio de los mercaderes del norte del Sáhara en Awdagust, Tadmakka, Gao o Tombuctú, antes de emprender su viaje hacia el norte. La forma en que este oro era transportado hacia el Magreb debía ser muy parecida a la que aparece en la narración que hace René Caillié de su viaje en una caravana desde Tombuctú a Marruecos mucho tiempo después, en 1828: ´Este oro es generalmente enviado a los comerciantes de Tafilet por sus representantes en Tombuctú, en pago a las mercancías enviadas por aquéllos, y que éstos han vendido por su cuenta. Durante nuestras paradas en el desierto, a menudo vi a los moros pesando su oro en pequeñas balanzas parecidas a las nuestras, fabricadas en Marruecos. El oro que es transportado por estos agentes que viajan por el desierto, es cuidadosamente envuelto en piezas de tela, con una etiqueta en la que se anota el peso del metal y el nombre de la persona a la que pertenece.`